Mpuluzi, la huella de un gigante

Mpuluzi, la huella de un gigante

por Alan Brain

Mpuluzi huella Tellinger gigante

Michael Tellinger nos muestra la huella de la pisada del gigante. Los pobladores de la región de Mpuluzi en Sudáfrica la conocen como la “Huella de Dios”. (Foto por Michael Tellinger)

Hace unas semanas, el renombrado escritor e investigador sudafricano Michael Tellinger,presentó un video en el que se aprecia una piedra que tiene grabada la huella de un pie de más de un metro de largo. Aquí un extracto de la transcripción del video:

 

“Quisiera compartir con ustedes lo que podría ser una de las mejores piezas de evidencia que prueban que alguna vez, hace mucho tiempo, existieron gigantes en la Tierra. Los geólogos se han maravillado ante esta pisada gigantesca, de 120 centímetros de largo, grabada en granito. Este es un lugar sumamente sagrado, místico, y espiritual para aquellos que preservan el conocimiento africano, y así debe permanecer. Se le conoce cariñosamente como la ‘Huella de Dios’. Este lugar nos presenta un verdadero dilema y un gran misterio que necesita ser resuelto.”

La roca sobre la que está grabada la huella es de granito y se encuentra en Sudáfrica, en las alrededores del pueblo de Mpuluzi, cerca de la frontera con Suazilandia.

La gigantesca huella lítica no fue descubierta por Michael Tellinger, quien sólo la ha rescatado del olvido. El granjero sudafricano Stoffel Coetzee la descubrió en 1912, cuando se encontraba de cacería cerca al pueblo de Mpaluzi.

Michael Tellinger es el investigador más importante de estos tiempos sobre el tema de losAnunnaki y el planeta Nibiru.  En su libro “Las especies esclavas de Dios”, Tellinger, desde el sentido común y con una buena dosis científica, investiga la historia de los Anunnaki desde las minas de oro en Sudáfrica hasta los tiempos modernos, teoriza sobre las manipulaciones genéticas que dieron lugar a la especie humana, y analiza las diferentes hipótesis sobre la existencia del planeta Nibiru.

 

Mpuluzi Tellinger Donna Huella gigante

Detalle de la parte superior de la huella. Se puede apreciar la forma de los dedos y las divisiones entre los mismos. (Foto por Michael Tellinger)

Según Tellinger, la remota ubicación de la huella reduce la posibilidad que esta haya sido esculpida por alguien:

“En ese tiempo (1912), la región dónde se encuentra la huella era conocida como el Transvaal del Este. Una zona muy aislada con mucha vida salvaje, que incluía antílopes, leones y ñues. La huella no se ha deteriorado demasiado desde la época en la que fue descubierta. La posibilidad de que esta huella sea un engaño es muy reducida debido a su alejada ubicación. El patrón que presenta la erosión dentro de la huella es muy similar al que encontramos alrededor de la misma. Es difícil imaginarse que alguien, hace miles de años, decidió esculpir una huella gigante en una piedra, precisamente en este lugar tan aislado, que inclusive en la actualidad es difícil de encontrar.”

Es cierto, la remota ubicación de la piedra no apoya la teoría del engaño premeditado.

Las posibilidades restantes no son demasiadas: alguien (por motivos desconocidos) decidió esculpir un pie gigante en la roca hace miles de años, o un gigante pisó la piedra y dejó la huella de su pie grabada para la eternidad, o fue un producto excepcional de la erosión natural.

Lamentablemente, las tres posibilidades son complicadas y casi improbables, y hasta que no se hagan estudios serios que determinen con precisión científica detalles como el grado de erosión del interior y el exterior de la huella, será imposible encontrar la solución a este enigma.

Sin embargo, podemos especular o revisar la opinión de otros investigadores y, por qué no, conocer algunas tradiciones africanas sobre la huella.

 

tellinger huella Mpuluzi gigante Anunnaki

Otra vista de la parte superior de la huella grabada en la roca de granito. (Foto por Michael Tellinger)

Si, como sostiene Tellinger, el patrón de erosión del interior y el exterior de la huella es el mismo, entonces podemos deducir algunos datos. Asumiendo que la huella fue obra de algún curioso, esta tendría que haber sido esculpida hace mucho tiempo, tanto tiempo como para que la diferencia entre la erosión de la parte esculpida y de la parte no esculpida sea imperceptible. Lo mismo sucedería si fue realmente creada por el pie de un gigante.

Tratando de creer en la apasionante idea de que la huella fue creada por la pisada de un gigante, me pregunto ¿Cómo sucedió? ¿Cómo es posible que el gigante haya logrado “derretir” el granito para poder dejar grabada su pisada?

Quizás, hace miles de años, la fuerza erosiva del agua creó una forma similar a la de una huella, solo el contorno. Luego, un grupo de hombres decidió usar sus herramientas primitivas para mejorarla. Crearon las divisiones de los dedos y otros detalles para que pareciera la huella de un pie. ¿Por qué? la respuesta es esquiva pues la mente del hombre neolítico es un misterio tan grande como la huella misma.

 

Tellinger Klaus Donna Huella gigante Mpuluzi

El investigador austriaco Klaus Donna visitó la piedra en enero del 2012. (Foto por Michael Tellinger)

El reconocido investigador austríaco Klaus Dona, famoso por sostener que una raza de gigantes habitó en la Tierra hace miles de años, visitó la huella junto con Michael Tellinger en Enero del2012. Aquí un fragmento de la transcripción del video de su visita:

“Es espectacular, vi varias fotos antes de venir. Otros científicos la han revisado, como el profesor James O…(el video no permite entender el apellido completo). El revisó esta huella muy cuidadosamente y sostiene, me lo contó, que la huella no fue hecha artificialmente, que esta es la huella verdadera de un humano. El tamaño de la huella es de 120 centímetros, y el gigante que la creó tendría aproximadamente siete metros y medio de estatura. Esto se conecta con los huesos encontrados en Ecuador que pertenecen a gigantes que habrían tenido la misma estatura: siete metros y medio. La huella parece haber sido hecha por alguien que pisó en lodo suave por el montículo que se aprecia arriba de los dedos (ver foto de abajo).Deberían traer a un geólogo profesional y un doctor profesional. El doctor para que revise la forma de la huella, porque lo único que me hace dudar, siempre tengo que ser escéptico, es que de esta parte a esta otra (ver segunda foto de abajo) la diferencia es muy grande. Normalmente, esa curva es menos pronunciada.”

 

Tellinger huella gigante Mpuluzi Klaus Donna

Klaus Donna sostiene que el montículo que se aprecia en la foto es un detalle que evidencia la autenticidad de esta huella porque es lo que sucede cuando uno pisa sobre lodo. (Foto por Michael Tellinger)

Los Divulgadores dedicaremos una entrega a los huesos de gigantes encontrados en Ecuador, a los que refiere Klaus Dona.

Siguiendo con nuestra historia, en abril del 2005, David Icke y el famoso chaman africano Credo Mutwa visitaron la huella gigante. Según Mutwa, quien no pudo subir debido a su avanzada edad y a su estado de salud, la huella es el lugar más sagrado de Sudáfrica y debería ser protegida por el gobierno sudafricano. En esa visita, Mutwa le contó a los presentes que la huella pertenece al pie izquierdo de una mujer, y que el pie derecho de esta mujer se encuentra grabado en otra piedra en Sri Lanka. Mutwa dijo que la huella de Sri Lanka era conocida como “La huella de Atenas” y que ambas huellas fueron hechas por gigantes. Mutwa sostiene que un guerrero llamado Shaka bautizó a esta región como Mpuluzi luego de expulsar a los Swazis del territorio. A continuación, Credo Mutwa relató una intrigante leyenda sobre el nombre Mpuluzi.

La leyenda cuenta que la huella en la roca pertenece a una mujer gigante llamada Mpuluzi, que significa la diosa desnuda. Esta mujer gigante habitó la Tierra, en un tiempo muy lejano. Según Mutwa, la impresión de la huella fue hecha cuando Mpuluzi corría por una llanura cubierta de cenizas de lava caliente, y que así fue como la huella se convirtió en granito. Más aún, Mutwa cuenta que la mayoría de rocas redondas de granito que existen en la región de Mpuluzi son los restos fosilizados de los cráneos de estos gigantes.

¿Realidad convertida en leyenda o simple historia?

Imposible de determinar. Lo más seguro es que la historia de Credo Mutwa tenga algo de verdad, como la mayoría de leyendas.

 

tellinger klaus donna mpuluzi huella gigante sudafrica

Klaus Donna sostiene que la curva marcada en azul es demasiado pronunciada para un pie normal. (Foto por MIchael Tellinger)

Por ahora, la huella gigante ha sido analizada por el profesor Pieter Wagener de la Universidad Nelson Mandela de Port Elizabeth, quién sostiene que “es más probable que un grupo dealienígenas verdes y pequeños venidos del espacio hayan creado la huella lamiendo la piedra, a que la huella haya sido creada por erosión natural.”

Michael Tellinger nos entrega algunos detalles sobre la antigüedad de la piedra:

“El verdadero misterio es como ocurrió este fenómeno. No tengo evidencias pero sí tengo varias teorías e ideas sobre como pudo ocurrir. La huella esta ahí y no podemos hacer que desaparezca, es de granito. El granito es una parte importante de la geología de Sudáfrica y está registrado en todos los mapas geológicos. En la geología oficial de Sudáfrica, la piedra donde se encuentra la huella está clasificada como una Mpuluzi Batholith. Se estima que la piedra podría tener una antigüedad entre 200 millones y 3 billones de años. Esto por nuestro conocimiento actual de la formación del granito en la historia de la Tierra.”

 

Credo Mutwa Mpuluzi huella gigante

El respetado chaman africano Credo Mutwa visitó la huella gigante en el 2005 y relató una intrigante leyenda sobre sus orígenes,

El investigador sudafricano Michael Tellinger también es conocido por haber dedicado varios años a la investigación de un grupo de extraños círculos de piedra y un muy antiguo calendario megalítico cerca de Mpumalanga en Sudáfrica.

Según dataciones realizadas en base alineamientos astronómicos, el calendario habría sido construido alrededor del 73,000 a.C., convirtiéndose en la estructura más antigua realizada por el hombre. Al menos, eso fue lo que se creía cuando fue descubierto por Johan Heine en el 2003 cuando el calendario fue bautizado como el “Calendario de Adán”.

 

Michael Tellinger Johan Heine Calendario Adan

Una de los grupos de piedras que componen el “Calendario de Enki“. Según las investigaciones de Tellinger, el calendario habría sido construído por el mismo Anunnaki Enki hace más de 280,000 años.

Actualmente, Michael Tellinger ha renombrado el calendario como el “Calendario de Enki” pues, luego de siete años de investigaciones,Tellinger sostiene que algunos documentos sumeriosindican que este monumento megalítico fue construido por el Anunnaki Enki hace más de 280,000 años.

Los Divulgadores hemos contactado a Michael Tellinger, quien nos ha invitado cordialmente a su rancho en  Mpumalanga para visitar la huella gigante, el “Calendario de Enki” y conversar de sus teorías sobre los Anunnaki. Estamos realizando los preparativos para filmar el viaje y realizar un reportaje en video sobre la visita a Michael Tellinger y a estos monumentos megalíticos.

 

Michael Tellinger  calendario de adam sudafrica

Uno de los círculos de piedra que componen el sitio arqueológico dónde se encuentra el “Calendario de Enki”.

Los mantendremos informados.

Mientras tanto, prepararemos una entrada, en detalle, sobre el “Calendario de Enki” y los círculos de piedra de Mpumalanga.

Fuentes: consciouslifenews, chrissiesmeer

Anuncios

Debes haber iniciado sesión para comentar.

A %d blogueros les gusta esto: