Las automotrices japonesas sufren los efectos del terremoto

La automotriz japonesa Mazda dejará de aceptar pedidos procedentes de los Estados Unidos debido a una escasez de partes causada por el terremoto del 11 de marzo y posteriores tsunamis.

Los retrasos en la entrega de partes de fabricantes perjudicados por el terremoto están afectando a las plantas de ensamblaje de Mazda.

La automotriz anunció el viernes una suspensión temporal de los pedidos de sus concesionarios estadounidenses afirmando que la producción en Japón podría limitarse.

La escasez de partes también está afectando a la producción de las automotrices japonesas en el extranjero. Toyota ha cancelado las horas extras y el trabajo de los sábados en sus plantas de los Estados Unidos y Canadá.

Anuncios

Debes haber iniciado sesión para comentar.

A %d blogueros les gusta esto: