Estudios de un médico relacionan a los lácteos con el riesgo de cáncer

La última cosa que usted querría llevar a la consulta dermatológica del doctor Robert Bibb es un bronceado oscuro y un bigote blanco.

“Un bronceado es la respuesta del cuerpo al daño”, dijo Bibb, que sospechaba que los rayos ultravioleta A eran más que espectadores inocentes en el daño al tomar el sol años antes de que llegaran a ser de conocimiento popular. Ahora los productos lácteos y su relación con los cánceres hormonalmente sensitivos están en su radar. Mientras los dermatólogos rutinariamente aconsejan a los pacientes que consigan su suministro de vitamina D de fuentes lácteas en vez de la luz solar, Bibb no quiere que se ingieran del yogurt y el queso.

El está trabajando en un libro titulado Muerte por Lácteos para alertar a los consumidores acerca de un posible peligro con la dieta.

‘De 1928 a 1948, la leche fue expuesta a luz ultravioleta para formar vitamina D’, dijo Bibb. ‘Durante todo este tiempo no hubo hormonas activas presentes en la leche. Entonces la industria empezó a añadir vitamina D en polvo; una alternativa que reducía costos, pero poco después, las tasas de cáncer de próstata y mama empezaron un abrupto resurgimiento’.

” Mi hipótesis de trabajo es que la luz ultravioleta incidentalmente desactivaba las hormonas y proteínas lácteas- y probamos esto en la Universidad de Clemson. Hay una asociación entre el consumo de lácteos y los cánceres hormonalmente sensitivos. Busqué, pero no pude encontrar otros factores que cuadrasen epidemiológicamente [para el resurgimiento del cáncer]”.

Los países no consumidores de lácteos, tales como China y Japón, tienen una incidencia menor de cánceres de mama y próstata, dijo Bibb.

“Es un fenómeno del hemisferio oeste. No somos sólo nosotros (N del T: refiriéndose a los Estados Unidos). El hombre es el único mamífero que no desteta (deshabitúa) a sus bebés de la leche”.

Esa no es la única preocupación de Bibb. Cuando las vacas son tratadas con la hormona del crecimiento producto de la ingeniería genética para estimular la producción de leche, ellas producen más insulina como factor de crecimiento, lo cual estimula el crecimiento celular. Bibb teoriza que las dietas ricas en lácteos podrían hacer a los niños menos resistentes al cáncer.

“Un gen puede ser encendido o apagado” dijo Bibb, “Suponga que su consumo de lácteos apagó algunos de los interruptores, pero usted no padeció cáncer. Usted transmite sus genes a su hija o hijo y ellos presentan algunos de estos interruptores apagados… esto es todo teoría , pero creo que explica el fenómeno [ de gente joven que sufre de cáncer de próstata o mama]”

Aunque la relación de los productos lácteos con ciertos cánceres ha sido sospechada al menos durante 30 años, muchos grupos de salud avalan su seguridad. Sin embargo otros científicos, como el Dr Ganmaa Davaasambuu, un investigador becario de la Escuela de Salud Pública de Harvard, están cuestionando independientemente la relación entre los lácteos y el cáncer.

“Se está construyendo una adulteración de la realidad sobre esta cosa” dijo Bibb. Que archivó una patente para un procesamiento de lácteos que podría neutralizar las hormonas y proteínas dañinas. Todo el ejercicio podría resultar en una pérdida de tiempo si la industria láctea no responde, o podría llegar a ser la cosa más grande desde la pasteurización.

“No estoy fuera para destruir la industria láctea”, dijo Bibb. “Voy a salvarlos”. Él pasó las ideas que tenía al Dr Daniel Nixon, un internista e investigador del cáncer en Charleston, conocido por su trabajo en el Centro para el Cáncer Hollines en la Universidad de Medicina de Carolina del Sur.

El Dr Robert Bibb

“Ya hemos probado que las dietas bajas en grasas ayudan. Eso puede enlazar con la teoría de la leche de Bibb. Es una hipótesis comprobable para ver si anda en lo correcto,” dijo Nixon. “Esta es la forma en que trabajan los científicos la mayoría del tiempo. Es por lo que aprecio al Dr Bibb – porque tiene la voluntad de probar sus ideas en el laboratorio”

Bibb se encontró con Nixon por primera vez en una de sus lecturas sobre las propiedades químico-preventivas del ácido elágico de las frambuesas.

“Eso fue hace 10 años. [Él] también me oyó en una lectura hablando acerca de los diferentes químicos en plantas con propiedades anticancerígenas. Hay alrededor de unas 1000 de ellas” dijo Nixon. “Una de las cosas que expongo en mis lecturas es que el 80% de los cánceres son prevenibles – piel, próstata, mama, colon, los comunes – a través de la dieta y la nutrición”.

Bibb ya lleva a todos sus pacientes con acné fuera de los lácteos ya que esos alimentos agravan la condición. Como vegetariano, evita los productos derivados de la leche en su propia dieta. Y le hace perder la cabeza cuando ve a famosos – especialmente aquellos que han tenido cáncer- aparecer en anuncios publicitarios de lácteos.

La sobreviviente de cáncer de mama Cerril Crow fue entrevistada en una revista especializada en la enfermedad donde también endorsó publicidad sobre la leche, de modo que Bibb escribió a la cantante y a la revista por llevar al público hacia la perdición.

“Ella no respondió”, dijo él.

A menos que el pueda llevar su caso a “Oprah”, el temor de Bidd es que la opinión pública permanezca en las manos del Consejo de Lácteos ya que la mayoría de la gente no lee estudios de investigación especializada en su tiempo libre.

“La gente me dice, ‘Bob, no puedes cambiar una industria'”, dijo Bibb. “Pero La Primavera Silenciosa (Silent Spring) escrito por Rachel Carson hizo que la gente se diera cuenta de que el pesticida DDT estaba concentrando su camino hacia arriba en la cadena alimenticia”.

Cuando eso incitó al congreso a una investigación, bajo una cantidad de presión pública, la producción paró, dijo el. “Si hago este [libro] bien y me explico en términos del hombre corriente…. Incluso si no te preocupas de ti mismo, ¿Qué tal de tus nietos?”

Anuncios

Debes haber iniciado sesión para comentar.

A %d blogueros les gusta esto: